Una capota de lona para Alberto Garzón | Televisión

No sé si el exministro Alberto Garzón siente tanta pasión por la serie como su antiguo cuate (y exvicepresidente) Pablo Iglesias. Si no lo has visto te recomiendo la segunda vez. Feudo (HBO), dedicada a Truman Capote y sus tops, aquellas damas de la alta sociedad neoyorquina que formaron su comitiva en los años sesenta y el eterno juramento enemigo cuando las vieron retirarse en la editorial adelanto de Plegarias atenidas, la crónica inacabada de los vicios y miserias de la alta burguesía de Estados Unidos. Seguramente, uno de los libros, bestias y entretenimientos más crueles de la historia de la literatura universal. Al autor le costó el ostracismo por exponer las inmundicias de sus amigos, y sospechamos que no se arrepintió: fue un buen precio.

Capote traicionó a todo ya todos por su gloria y por sus libros. Para él no hay distinción válida entre el artista y su obra, porque toda su obra se debe a la perfidia de su autor: sin su carácter manso, su cinismo y su forma de hacerse amigos para infiltrarse en las vidas que quisiera narrar, no habria A sangre fría, Música para camaleones o Plegarias atenidas, y el mundo sería peor. Esto es muy bueno Feudo, dirigida por Gus Van Sant y divinamente interpretada por un plantel de actrices en toda su plenitud. Por eso lo recomiendo a todos los lectores, pero con una mención especial a Alberto Garzón y sus compañeros de viaje de lo que él llama, en el comunicado difundido esta semana, «el espacio político para lo que tanto trabajé».

Sería injusto comparar la prosa de Garzón con la de Capote. También creo que Ryan Murphy está a punto de producir una temporada. Feudo contando el ascenso y caída de Podemos. Si lo hubiera hecho, habría tenido que partir de ese momento en el que Garzón aceptó la oferta de trabajo de un consultor que representaba para él todo lo que se evocaba para asaltar los cielos, y luego la rechaza, víctima de la furia de los justos. . Del paquete de las botellas a los despachos de Acento, un culebrón de amistades y amores de larga data, y de ideales impresos en las alfombras de los ministerios. La historia poco encierra, sin duda, más que el glamour y la literatura que faltan. Nos preguntaremos con los aspectos más destacados del capó, y qué verá reflejado cada uno en él como aquí.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *