UCLA: Sótanos, dibujos y edificios blindados: lo más destacado de la protesta palestina desmantelada en el campus de Los Ángeles | Internacional

Noticias relacionadas: Noticias Similares

Es un día raro en la Universidad de California. En su impecable campus de Los Ángeles, que siempre tiene césped corto y edificios neoclásicos italianos perfectamente conservados, la escuela de todos los estudiantes parece más decorada que una verdadera universidad. El campus acosado que alberga a 30.000 estudiantes universitarios, otros 12.000 estudiantes de posgrado y 4.000 profesores estaba claramente dividido en dos partes. Su núcleo, el patio central llamado Royce Hall, donde la policía había entrado por la fuerza en la prisión para liberar a los estudiantes y detener a más de 200, era un hervidero. Estaba lleno de objetos, de base, con pintadas en algunos edificios y blindado, sólo accesible para quienes lo limpian. Alejarse era otra cosa. Todo, excepto el área central de UCLA, estaba vacío, solo quedaban los estudiantes, el personal o los turistas que eran habituales en el área. Como comentó Paloma Casteleiro, investigadora postdoctoral en Coruñesa, y dado que lleva cuatro meses de vida universitaria, estos días han estado en la zona de parecido “como en la era inmediatamente posterior al covid”. Semiactivo, festivo, tranquilo, pero tenso. Sólo un grupo de invitados inexpertos vino a romper el silencio: los helicópteros de los astronautas -tanto los noticieros como las fuerzas de seguridad- que, fijos en el aire, apuntaban con incansables al recinto de la UCLA.

Este minijuicio de 170 horas amenizará los juegos con la entrega de la detención y con las clases, mediante la cancelación del milagro, hasta fin de mes. El éxito fue evidente. El Royce, patio principal alrededor del cual se organiza el conjunto, ha quedado completamente cubierto y con pintadas en algunos de los edificios que le dan forma. Era completamente imposible acceder en este punto. El personal de seguridad, un habitual de la universidad; Otros, como han comentado los demás, contrataron específicamente para la ocasión: a nadie se le permitiría pasar las escaleras y ubicarse al borde del valle. frente a un cartel Desinvertir ahora —Desinversión ya: una de las peticiones de los estudiantes es que quienes traen fondos a las universidades (empres, donantes) aporten su dinero a la causa israelí—, un miembro de seguridad comentó con picardía: “No puedes parar, puedes No será que quieran ayudar como voluntarios en la limpieza”.

La limpieza de los platos se hizo por delante. Por un lado, personal administrativo y de seguridad desmanteló el resto del campamento que se encontraba en el Royce desde hacía aproximadamente una semana. Cartones, maderas, toallas de papel, bolsas protectoras, guantes, mascarillas, esteres de yoga, paraguas y sombrillas de playa (utilizadas para protegerse y colocarse en el campamento), cientos de bolsas de cuerda, miles de botellas de agua… Pieles de objetos se encuentran dispersos desde el campus, en todo lo que concierne a los demás habitación principal. La tarea personal era limpiar y despejar zonas, y desplazarse, limpiar y parar para que todo volviera a cierta normalidad. Mientras las zonas rurales están tranquilas, con algunos corredores que aprobaron el campus vacío y una boda que utilizó el césped para tomar fotos familiares del quinto cumpleaños de su hijo.

Contenedores pintados en el campus de Los Ángeles de la Universidad de California, horas después de ser desmantelados. María Porcel

Por otro lado, grupos de voluntarios (ya sean estudiantes, personal de servicio o profesores) se esfuerzan por recuperar algunas prendas, mantas, colchones… que han acumulado para reutilizarlos o donarlos, confirmando algunas de ellas que prefiero no para darles nombres. La mayoría iban cubiertos con mascarillas.

La Coruñesa Casteleiro, a sus 29 años, ha decidido no acoger jugadores en el campus. Aunque sea posible, su laboratorio lo es todo; la universidad los proporcionó a través de arreglos electrónicos que realizaron la menor cantidad de instalaciones posibles. Como investigadora de microscopía óptica computacional, pasó sólo cuatro meses en la universidad, pero después de pasar casi una década en Atlanta, lo que sucedió no la sorprende. “Estados Unidos no es un país al que no le importa lo que pasa en el mundo. Sobre todo en las universidades, donde hay mucho movimiento, mucha movilización. Además, EE UU está implicado en todo a nivel global, si está destinado a todos los niños”, reflexiona.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Ella, que pertenece a la unión de posdoctorado (como llamado en el tema de los investigadores postdoctorales), decidió no participar en las protestas, sobre todo por las razones vistas: si es detenido por la policía, algo que puede pasar simplemente si va al campamento, hay un alto riesgo de perder los documentos que le permiten su estancia. «La universidad estaba muy motivada para que la protesta fuera pacífica, no podrán recurrir a la policía», explica. Por supuesto, te sorprendió en parte lo que ocurrió en la madrugada de los estudiantes, cuando las fuerzas de seguridad se desintegraron violentamente en el campus y se alejaron de los profesores de los estudiantes.

“Aunque no sean conscientes, desde la universidad siempre han afirmado que no pueden oponerse a las protestas”, explica Javier González Vaz, de 27 años y de Lepe (Huelva). Irá a UCLA un par de meses, donde, también como posdoctorado y como parte de la unión, Trabajo en una investigación integral de la inmunoterapia del cáncer, particularmente de tumores sólidos. Licenciado en la Universidad Autónoma de Madrid, máster en la Complutense y doctorado en Navarra, es el primero fuera de España, y éste es el último que espera encontrar, afirma: un campus asegurado y cargado de convocatoria. «Conozco el perfil y la vida del pueblo protestante, no sé si se han encontrado con esta situación», explica. “Yo también llevo poco tiempo aquí, pero prefiero no posicionarme sin entender del todo la sensibilidad”.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *