Mikola Solski: Ministro de Agricultura de Ucrania detenido en caso de corrupción | Internacional

Noticias relacionadas: Noticias Similares

El Tribunal Superior Anticorrupción de Ucrania ordenó la detención del Ministro de Agricultura. Mikola Solski es sospechoso de haber participado en una supuesta adquisición ilegal de 2.500 hectáreas de campos agrícolas por valor de 6,8 millones de euros. Solski, que presentó su delegación ante los jueces, fue el primer ministro del gobierno investigado formalmente durante la guerra por presuntos actos criminales. El caso llega en un momento en el que la ciudad está desconfiando de la elite política ucraniana, incluido el presidente Volodímir Zelenski.

Las cosas que se acusan a Solski se remontan a los años 2017 y 2018, cuando el actual ministro era abogado y partidario de un consorcio de empresas que compraban tierras agrícolas a veteranos de la guerra en Donbass. La ley ucraniana estipula que los veteranos del ejército pueden recibir campos de cultivo estatales gratuitos para establecer sus actividades agrícolas. El tribunal anticorrupción investiga a Solski y otros implicados en una posible transferencia fraudulenta de 2.500 hectáreas a sus empresas.

Solski se siente libre de cualquier acción ilegal y entiende que era un representante legítimo de los intereses de estas empresas y de los veteranos. La Oficina Nacional Anticorrupción (NABU) abrió una investigación en 2019 sobre la acusación, cuando Solski era presidente del Comité de Asuntos Agrarios del Parlamento, elegido por el partido de Zelenski, Servidor del Pueblo. NABU informó que el mismo grupo de personas, entre ellas Solski, tienen intención de trabajar en 2021 con otras 3.300 hectáreas públicas valoradas en 4,4 millones de euros. Ante las sospechas, Zelenski aprobó su nombramiento como ministro en marzo de 2022. El criminal no irá a prisión, pero tendrá que conseguir una pulsera electrónica que transmita su ubicación y además tendrá que esperar sin pasaporte.

Anterior

El Gobierno de Calavera se vio librado de numerosos indicios de corrupción durante más de dos años durante la invasión rusa, pero esta es la primera ocasión que la Justicia informa a un ministro. El precedente más similar ocurrió en 2023, cuando se abrió una investigación en el Ministerio de Defensa por la adquisición de material militar a un precio muy superior al de mercado. El ex jefe de la Defensa, Oleksii Reznikov, fue destituido pero sin tener que afrontar un proceso judicial en su contra. Otros funcionarios de alto rango del ministerio fueron juzgados.

Periódicamente sale a la luz información sobre representantes de la administración pública acusados ​​de enriquecimiento fraudulento. Un ejemplo de esta semana, el 24 de abril, fue el comunicado de la Fiscalía de la provincia de Dnipró que anunciaba una investigación sobre un funcionario destacado de policía que presuntamente sería adquirido en 2022 con dinero negro activo por valor de 330.000 euros.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Hay dos explicaciones para esta respuesta a las noticias negativas, según los analistas políticos consultados por HOLANDA durante el año pasado: por un lado, los compromisos de Ucrania con la Unión Europea para convertirse en un estado miembro están sugiriendo efectos y las autoridades se han tomado en serio la reforma de el sistema; por otro lado, el nivel de corrupción en el país sigue siendo muy alto. Las entrevistas indican que la popularidad de la cúpula política es para los suelos. “La confianza en los políticos ha sido prácticamente nula”, dijo el 10 de abril Oleksii Garan, profesor de ciencias políticas en la Universidad Kyiv-Mohyla.

Garan pronunció estas palabras durante la presentación del último sondeo de opinión del Centro Razumkov sobre la visión de país que posee la ciudad. Garan indicó que la corrupción en el primer mandato y la mala situación en el frente ucraniano son las principales razones del malestar social. Todas las instituciones políticas fueron juzgadas en los tribunales, incluso Zelenski: el 26% de los entrevistados decidió confiar en la figura del presidente. La misma pregunta promedio del año anterior indicaba un 56% de confianza en ella. Daria, un joven de 28 años de Zaporiyia, explicó el 24 de abril a este diario un sentimiento generalizado entre la población: no quería ser ayudado en el ejército y se escondía en la corrupción, en su sensación de que mientras muchos estaban mandados a morir, otros “En el Gobierno estás ganando mucho dinero”.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *