‘La resistencia’: El misterio Broncano: ¿es así o sucede? | Televisión

“Vivía con un amigo en un piso de 40 metros cuadrados y lo teníamos un poco destrozado, entonces tenía un poco de vergüenza. Pero le vino el gusto de participar en una partida de juegos de mesa. Aparecía en ocasiones, como él mismo, con algún amigo, sin previo aviso. Nos alegramos tanto que le dimos unos pepinillos y algo de beber”. El humorista Sergio Bezos habló así con su amigo David Broncano (Santiago de Compostela, 39 años), al que conocía desde hacía un tiempo, una semana antes de la tormenta. Filomena, “Cuando era David Broncano y eso me tenía muy nervioso”. Pero un partido de pádel y una cena después de los humoristas Jorge Ponce y Pablo Ibarburu bastaron para que Bezos se sintiera el presentador de La resistencia, Programa Movistar Plus+ que acaba de cumplir seis años en antena. “Ella está interesada en la gente y eso no es muy normal. «Soy un egoísta, siempre pienso en mis amigos, no en los demás», afirma.

Quizás esa escena, un sofá en el que se siente más gente que esas cabinas, tomando un aperitivo en un salón donde a tiempo no pasa la aspiradora, donde una de las presentadoras de moda se hace eco de la tardanza, explica parte de la fama. y el reconocimiento de este gallego con sabor a Jaén. Porque desde la imagen del que se toma en serio lo correcto, que disfruta con lo que hace pero sin enloquecer, que todo se da así, como por inercia, sin necesidad de contar que trabaja las 24 horas del día. día.

El estudiante de publicidad que vimos por primera vez en el concurso metro un metrode Telemadrid, en 2006, en el que participó El club de la comedia en programas de radio como Yu: No te pierdas nada. Vida moderna, presentó el boletín de humor mundo loco y ahora lo hago con La resistencia Parece un tipo extraordinariamente normal. Uno de los nuestros, de los que se sumaron al grupo de WhatsApp de los compañeros. La pregunta es ¿quién envía? pegatinas, o de los demás, de los que leen más queinteragúan. Podría ser uno de la familia, biológico u oculto. El primer David. De los que se sorprenden cuando el responsable de algún grupo social le dice: “¿Qué pasa, ¿Deivid?”, y palmar en la espada.

Con Broncano aprendemos el término «pachacho», sabemos lo que le gusta al tenis y a Roger Federer, Monty Python y toda la gente de la hora cantada. Fui a los invitados casi tanto como sí, recibí un vaso de agua de regalo de Bertín Osborne, le dejé el baño a María Teresa Campos y también le dejé quicio a María Pombo. «La misma persona que piensa en ti como en tus amigos más rojos es Albert Rivera y otros», le dice la madre. hombre de influencia ante el público, después de entrar en el programa, preguntando por el hombre de España y no olvida en qué consiste el momento de la consagración en una Eucaristía.

Álex Pinacho lleva trabaja como productor desde hace unos años. Tiempo suficiente para afirmar que Broncano «no trabaja en sus investigaciones, así son las cosas». Su reputación de competitividad es real, y su éxito no la hizo perder, «porque antes era un fracaso». Lo que le interesa poco son los premios, la notoriedad, la gloria de ella. Es como un programa “nicho” Vida moderna Una concentración de más de 8.000 personas en el Wizink Center para cerrar la programación que se desarrollará en 2019, tu tuvo en todo momento con los pies en la tierra.

David Broncano, en la presentación de ‘La resistencia’ en agosto de 2018.Samuel de Román (Getty Images)

“Es empático y un genio. Tiene inteligencia emocional y no desprecia su estatus”, dice Bezos, que analiza así el triunfo de Broncano: “El éxito de David consiste en que tiene un programa para no trabajar, porque es una especie de vida cotidiana”. Como clave de la vida estaba aquella frase de la fallecida Mila Ximénez: “Soy estúpida”.

Sí, así es exactamente como a veces os buscáis el uno al otro. Cuando el proyecto es una dejadez que desespera, que no disimula, soy yo quien igualmente quiere venir a divertirme esta noche. «Cúrratelo, tio», le dijo la actriz Nathalie Poza tras unos minutos de entrevista que si hicieron eternos, disparatados. Se escuchan conversaciones sobre el ascensor, sobre el ruido. “De verdad, ¿cuáles son tus preguntas, y la música?”, se quejó con ella la cantante de trap La Zowi después de que Broncano le dijera, entre otras cosas, que idearía la ciudad con el mejor wifi de todas las aguas en las que él es vívido y su río favorito.

Es irritante no tenerlo preparado así y creer que todo va a quedar bien porque sí, porque ya has pasado por eso en otras ocasiones y siempre ha sido igual. Una de las cosas más interesantes de los futbolines y las carrilleras con queso, los compañeros, los tés, las drogas, alguna gracia viral y rápida. Tome el siguiente programa. Se trata de una forma “particular” de entrevista que dicen algunos críticos, un eufemismo como cualquier otro para decir que no se trata, precisamente, de sacar jugo de lo que se ve en su programa.

Esta combinación de heterosexualidad y peterpanismo, una elección de ellos mientras cenan quinua para eliminar los prejuicios. Los cómicos heteros, que lo ocupan todo, como el disco protagonizado por Isa Calderón y Lucía Litjmaer, de podcasts Semanal deformadoantes de reconciliarse con su visita a La resistencia. Esas bromas sobre Torbe, el director porno condenado por delitos de pornografía infantil, en la entrevista que le hicieron youtuber Wismichu.

“Como le dijo Pilar Miró a Pedro Piqueras cuando este le ofreció información de TVE: ‘Una cámara tiene una radiografía para ti. Puedes meterte en la cámara un día, una semana, un mes, pero no mucho más. Broncano lo sabe y no engaña”, afirma la presentadora Paloma Rando, quien asegura que la presentadora juega con la extrañeza. Sí, es mejor así. Que es un tipo extraño que el tiempo buscas, un tipo competitivo que el tiempo vas. A pachacho.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *