Erdogan anuncia que no se presentará a la reelección en Turquía: “Estos son mis últimos cómics” | Internacional

Noticias relacionadas: Noticias Similares

Erdogan no se presentará a la reelección. O al menos eso es lo que prometí. El anuncio del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que había cumplido 70 años y había pasado 21 al frente del país, fue noticia para todos con sorpresa, en primer lugar porque no estaba escrito en el discurso que pronunció la noche del Vierne en una fundación busca al Gobierno. Y segundo, porque aún quedan cuatro años de mandato y, según su interpretación de la Constitución, podría optar por una legislatura más amplia.

“Trabajo sin palabras. Estamos en una calle que nos corta la respiración. Porque para mí, se trata de una final”, dijo en referencia a las elecciones municipales que se celebrarán el 31 de marzo y Erdogan estuvo profundamente implicado en esa campaña, porque es importante: afirma que su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) ha recuperado el control de importantes centros como los de Estambul o Ankara, donde en 2019 ganó a la oposición socialdemócrata a través de una cuarta parte del control islámico. “De acuerdo con la ley, estas [las municipales] son mis últimas elecciones; su resultado apoyará una transferencia de responsabilidad hacia los hermanos que vienen después de mí”, añadió.

Estas declaraciones han sido leídas con cierto escepticismo. “Ya he anunciado a varias personas en el pasado”, recuerda Selim Koru, académico y analista del grupo de expertos TEPAV: “Mi objetivo es generar una respuesta sentimental de los votantes insatisfechos [con el AKP] que podría subir al YRP”. Esta formación ultraconservadora, el Partido Nuevo Bienestar (YRP), fundado por el hijo del mentor político de Erdogan y al que asignó a los antiguos cargos del AKP, se presentó en las elecciones del año pasado dentro de la coalición que encabezaba el presidente islámico, pero en las locales decidieron ponerse de acuerdo en su cuenta. Los invitados han demostrado que podrían lograr muchos buenos resultados en algunas provincias y están acumulando una parte importante de los votos para el AKP, por lo que podrían evitar que consiga resultados en los que el resultado se juegue en unos pocos puntos porcentuales.

El diario del oponente cumhuri otra vez Recordó ocasiones en las que Erdogan prometió que el proceso electoral sería el último. Por ejemplo, sobre los cómics de 2011. O, en 2012, cuando la promesa sería la última vez que se unirían a la presidencia del AKP. “Esas veces también dijo la verdad. 2011 fue la última elección legislativa que se celebró y después de 2014 abandoné la presidencia del partido y retrocedí. [en 2017] tras la dimisión de otros presidentes, por haber respetado la regla del partido según la cual sólo podemos ejercer un papel formal continuo durante tres legislaturas», señala una fuente del partido de Erdogan: «Así que sí, serán sus últimas elecciones . A menos que haya un cambio legislativo.» Es importante no confirmar ni desmentir si este cambio legislativo entrará en los planes del partido o del gobierno durante esta legislatura.

Incertidumbre

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Dentro del juego todo el mundo tiene claro cuál será el futuro. Un líder juvenil del AKP cree que Erdogan tendrá una mano para permitir la transición a las nuevas generaciones. Por su parte, un miembro activo del partido cree que las declaraciones de Erdogan no deben leerse como si se retirara: «Ya en ocasiones anteriores leíste tus palabras así y luego, en las reuniones del grupo parlamentario, nos dijo que sus palabras si han sido mal interpretados”. El gobernador también apunta a que la ley permitirá a Erdogan presentar un nuevo mandato en el caso de que las elecciones presidenciales se adapten a la petición de tres quintos del hemiciclo (para él, la coalición gubernamental necesitará los votos de algunos partidos políticos de la oposición). .

El periodista Kemal Öztürk, ex asesor de Erdogan y columnista de varios intentos mediocres en el partido de gobierno, afirma que es importante que el mensaje del presidente busque «influir en la campaña municipal», esta vez, su posible retirada «es más creíble». Además, Öztürk cree que se trata de un «llamado de atención» de Erdogan a su partido para expandirse y conseguir buenos resultados a nivel local: «Los dirigentes y dirigentes del AKP deben empezar a prepararse para participar en unas elecciones sin Erdogan». No se puede estar acostumbrado, como en el pasado, a agradecer siempre el carisma de Erdogan».

Por el momento, Erdogan no ha nombrado a nadie como sucesor, en un partido en el que la lucha entre hombres y mujeres está disipada, aunque sea velada. Personajes que en el pasado habían hablado de posibles delfines o de ser relegados al segundo piso – como el ex Ministro del Interior Süleyman Soylu – o de haber desaparecido de escena, como el último de Erdogan y el ex Ministro de Finanzas Berat Albayrak. Algunos analistas han recurrido al ex jefe del servicio secreto y actual ministro de Asuntos Exteriores, Hakan Fidan, pero este cuidado por los apoyos es la base del partido y el carisma de un líder político. O el otro año de Erdogan, Selçuk Bayraktar —propietario de la importante empresa de drones Baykar— es muy popular entre la población turca pero tiene poca experiencia política.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_


Noticias relacionadas: Noticias Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *